Anime

Conociendo a: Masaaki Yuasa

Nos alegra tener de vuelta la sección de “Conociendo a…” de la industria del anime y lo hacemos con el gran sensei Masaaki Yuasa

Para hacer un producto de animación japonesa se necesita a un gran equipo compuesto de varios directores, guionistas, técnicos de sonido, actores de voz (seiyuus), animadores especializados, entre muchos otros elementos de los que el público final nunca llega a conocer y sin embargo, cada uno de ellos son importantes por lo que en Estación Geek se les da un merecido reconocimiento. De esta manera descubrirás a los talentos detrás de tus obras favoritas y animarte a descubrir otras, empecemos.

El personaje que les presentaré es Masaaki Yuasa, un animador y director que lleva más de 20 años en la industria teniendo proyectos exitosos como Crayon Shin-Chan, Mis Vecinos Los Yamada e incluso colaboraciones con otras personalidades como Shin’ichirō Watanabe en Samurai Champloo. También ha debutado en el cine con la exitosa película ganadora de premios, Ride Your Wave en 2019 y la serie de anime actualmente en emisión de la Temporada de Invierno 2020, Eizouken ni wa Te o Dasu na!

Yuasa, promoviendo la película Mind Game (2004)

Me animé a ver: Ping Pong The Animation

TRAYECTORIA

Masaaki Yuasa como la mayoría de los animadores en Japón, comenzó desde abajo con pequeñas colaboraciones en series como Hiatari Ryouko (1987) y Kiteretsu Daihyakka (1988) los cuales fueron un punto de partida para acercarse a ser un animador mayor que estuviera a cargo del opening y el ending de la primer temporada de Chibi Maruko-chan, un anime infantil del estudio Nippon Animation en los años 90 y posteriormente en su película estrenada en 1992.

Más tarde debutaría como director de animación en Mis Vecinos Los Yamada en 1999, además de dirigir el piloto de la serie Vampiyan Kids en ese mismo año pese a los comentarios de tener un estilo demasiado oscuro y retorcido para los animes infantiles. Con la llegada de un nuevo milenio, el señor Yuasa tuvo su primer gran éxito en 2004 como director en la película Mind Game del que obtuvo varios reconocimientos al combinar diferentes estilos de animación y un argumento inusual que ganó un lugar en “El Diario” de España (Miró, 2017).

Fue a partir de esa película que no paró de añadir títulos relevantes de la mano del estudio MadHouse como el anime Kemonozume en 2006 y Kaiba en 2008 como director siendo esta última como una de las obras más representativas de su carrera que le brindó el merecido “Premio a la Excelencia” en el Festival de las Artes de Japón 2008.

TRASCENDENCIA

El señor Yuasa no es más que un símbolo de perseverancia y trabajo duro entre sus colegas, fans y la industria en general que no ha pasado desapercibida por empresas internacionales como Netflix quien le pidió su participación en la adaptación animada Devilman Crybaby en 2018 donde plasmó todo su potencial hostil que las series infantiles nunca le permitieron mostrar, a palabras suyas “Hay mucho sexo y violencia. Pienso que la historia hará llorar a la audiencia y no es para nada apta para niños porque es realmente impactante”.

Colocados a finales del año 2019, Latinoamérica quedó conmocionada ante su obra cinematográfica original Ride Your Wave que, pese a ser calificada como un trabajo “normal” por la crítica especializada, sembró un gran precedente para la nueva generación que no lo conocía, sobre todo cuando en 2020 el mundo se maravilló ante su nuevo anime Eizouken ni wa Te o Dasu na! Que se transmite cada semana a través de la plataforma de Crunchyroll, cuya historia muestra un ángulo diferente en el proceso de creación de un anime (podría ser la mejor serie en su temática de la historia, no se la pierdan).

ARTE, ESTILO Y ELEMENTOS CREATIVOS

Quienes han seguido los trabajos más representativos del señor Yuasa, es decir, del anime Kaiba (2008) en adelante podemos distinguir que su principal característica es su minimalismo en el diseño de personajes donde las líneas finas tienen la función de resaltar complejas paletas de colores que juegan entre tonalidades cálidas, frías y profundas pero nunca oscuras, incluso en la violenta serie de Devilman Crybaby se aprecia una gran gama de colores entre rojos, blancos y amarillos que le dan vida a la fotografía y hace que cada capítulo tenga una esencia propia.

La animación en casi todas sus obras tiende a tener largos rangos de movimiento y perspectivas que le atribuyen una anormal flexibilidad a sus personajes al igual que las emociones son casi siempre transmitidas por los movimientos de cámara y no tanto por las expresiones faciales o lenguaje corporal. Masaaki Yuasa ofrece método bajo un concepto inusual de representación visual, es único, creativo, transgresor y memorable que nace de inspiraciones simples… eso es arte, es el arte de Yuasa.

PARA TERMINAR

Con este artículo esperamos haber servido de inspiración en la búsqueda de los trabajos de este autor que retrata lo simple de manera compleja e inverosímil, todos sus trabajos son dignos de apreciar y coleccionar así que cuéntenos las obras que más llamaron su atención o si han tenido la oportunidad de conocerlo con anterioridad, ¿qué será lo que nos ofrezca próximamente?

Recuerden que pueden pedirnos hablar de cualquier personalidad en la industria de la animación y manga, hasta pronto.

Comentarios

Comments
To Top