Anime

Reseña | Birthday Wonderland

Ya vimos una de las 5 películas del Konnichiwa Festival y te compartimos nuestra reseña.

Amigos míos, como seguro sabrán, Konnichiwa Festival ha traído 5 películas de anime a Latinoamérica en conmemoración de sus primeros 5 años y me alegra desde el corazón acompañarlos nuevamente no solo en una sino en dos de esas funciones con el fin de poner un granito de arena a la industria como fan y donadora de opinión. Apoyar estos eventos nos posiciona como un mercado rentable a contenido de calidad del que pueden acceder en más de 40 cines Cinépolis del país, les aseguro que la experiencia vale la pena.

Ahora, muchos comentarios me dijeron acerca de mi elección de esta película pues de las 5 propuestas disponibles, esta se encontraba en el puesto 4 de popularidad, solo por debajo de Kasesan y arriba de Utano Prince pero lo que nadie sabía es que yo había esperado verla desde febrero de este año… ¡desde febrero!, desde antes de saber que Konnichiwa Festival la traería y ¿saben por qué? Porque a su servidora le bastaron 5 segundos del soundtrack para quedar enamorada a tal grado que mi razonamiento fue “si la música es así de buena, la película también debe estarlo” y… no estaba equivocada, empecemos. Cabe mencionar que bajo el concepto de opinión estas ideas fueron escritas y recordarles que NO HAY SPOILERS.

Conoce las 5 películas que trae Konnichiwa Festival a Cinepolis

Birthday Wonderland es una película de anime del género de fantasía y aventura en el que Akane, una estudiante de primaria con sus propios problemas es enviada por su madre a recoger su regalo de cumpleaños a la tienda de una amiga quien vende todo lo que adquiere de sus viajes por el mundo; fue la curiosidad de tocar un objeto en particular lo que provoca que desde el sótano salga un alquimista llamado Hipócrates y su pequeño aprendiz a decirle que su mundo corre peligro y es la elegida para salvarlo, ¿qué es lo que una niña podría hacer al respecto?   

Keiichi Hara (2019) Birthday Wonderland Póster Oficial

EL TALENTO MEJOR APROVECHADO DEL EVENTO

El estudio a cargo de esta grandiosa obra es Signal.MD, una subsidiaria del poderoso Production I.G y a quien quizá lo ubiquen por su colaboración en el anime de FLCL Progressive o por la serie corta de Hashiri Tsuzukete Yokattatte de la que hice una reseña completa en su momento, acompañado del famoso y experimentado director en contenido infantil, Keiichi Hara (Doraemon, Crayon Shin Chan) junto al diseño de personajes de Ilya Kuvshinov, uno de los ilustradores más importantes e influyentes de la actualidad que veremos próximamente en la nueva serie de Netflix “Ghost in the Shell”.

Keiichi Hara (2019) Birthday Wonderland Visual

Debo decirles que no imagino mejores manos en los que podría haber caído este proyecto pues lo que verás es un trabajo en equipo bien cuidado y distribuido de tal manera que cada uno pudo destacar en su especialidad y compaginar para entregar un producto de calidad coleccionable; el diseño realista característico del señor Ilya creó personajes con los que es fácil empatizar y encariñarte sin importar el tiempo que tengan en pantalla, a la par que la experiencia del señor Keiichi hizo que se volviera memorable y digna de colocar en el mismo estante que los clásicos de Ghibli, bien hecho.

Este es un tema que tocaré en un artículo específico pero una forma fácil de saber si una serie o película de anime es de calidad es contando los planos de la fotografía, es decir, “las capas” que la conforman. Lo estándar en un anime de 12 capítulos es que tengan de 5 a 7 planos mientras que en una película normal y decente es entre 15 y 17 aunque una serie de alta calidad (usualmente de más de 24 capítulos) también puede tener un número similar.

En el caso de Birthday Wonderland osciló entre 5 y 7 planos1, sin embargo, cada uno de ellos era extremadamente detallado pudiendo reconocer texturas, material y peso, adicional que se encontraban en movimiento todo el tiempo con velocidad propia lo cual no solo “compensa” los planos faltantes sino que para un público infantil la hace fácil de apreciar y vuelve más extraordinaria la experiencia en los momentos importantes, como siempre, menos es más.

Mantuvieron una paleta de colores entre naranjas, verdes, rojizos y azules que representaron dignamente las estaciones como el verano, primavera, otoño e invierno además de los elementos naturales como el agua, la tierra, fuego y aire. Me gustaron todos sus movimientos y desenfoques de cámara que incrementaban el dramatismo y comedia de las escenas así como la utilización correcta de la cámara lenta para la epicidad. Si alguien me diera a elegir una película que podría ver toda la vida sin cansarme definitivamente sería Birthday Wonderland… qué afortunada fui al ver nacer un clásico.

COMPARACIONES ENGAÑOSAS

Si pensaste que Birthday Wonderland tiene algo que ver con el libro de Lewis Carroll, “Alicia en el País de las Maravillas” temo que no estás equivocado pero tampoco es verdad, incluso ahora no he encontrado una reseña que no deje de hacer esa comparación poco precisa y es que a pesar de que haga guiños y metáforas de esa obra, lo cierto es que se trata de una adaptación de un libro infantil llamado “Chikashitru Kara no Fushigi na Tabi” escrita en 1988 por Sachiko Kashiwaba.

La película se encarga perfectamente de tomar todo lo que funciona del género de aventuras y hacer algo nuevo sin ser predecible, caer en clichés o estereotipos obvios. Es una historia interesante, completa y lineal que sabe hacerte reír con el carisma de sus personajes sin la necesidad de poner chistes, que logra como espectador preocuparte por la situación y te impacienta saber cómo resolverán el problema. La experiencia con el filme es como ir a un acuario y querer nadar con los peces pero hay un cristal que te lo impide; quieres quedarte más, quieres ver más, quieres sentir más… eso es Birthday Wonderland.  

Eso sí, muchos han criticado duramente al mencionar que los personajes secundarios destacan encima de la propia protagonista y villano, no obstante, quizá no se dieron cuenta que los secundarios se encargaban de las partes cómicas y volver una historia ligera mientras que la protagonista y villano se concentraron en el dramatismo y epicidad. Nadie destacó más que otro, sus papeles estaban bien definidos y podían actuar solos o en conjunto, eso es lo que un buen director hace en ocasiones poco comunes, es lo que el señor Keiichi hizo y yo lo noto, aprecio y reconozco, espero ustedes también.

EL PÚBLICO TAMBIÉN ES MÚSICA

Esto solo pude saberlo gracias a mi experiencia yendo al teatro y justo el día de la función, una colega reseñista (que nunca supe su nombre, una disculpa, se me perdió entre la multitud) me lo confirmó. Estuvimos de acuerdo en que el verdadero espectáculo siempre está atrás, atrás de todo, atrás de las bambalinas y por supuesto, hasta atrás de la pantalla del cine, ¿por qué? Porque te permite abrir el panorama. Si vas atrás puedes mirar la función y las reacciones e interacciones que tiene el público ante ella.

Era impresionante estar tomando notas y escuchar en ocasiones puntuales las carcajadas de los presentes, los silencios en el drama y las onomatopeyas de cariño y asco como las típicas “aww” y “eww”. Cuando el público se sincroniza de forma tan maravillosa quiere decir que lo hicieron bien y también son parte del soundtrack así que… si eres un donador de opinión es importante que como tus compañeros prestes atención e identifiques las emociones propias y ajenas, no siempre pasa y es difícil pero inténtalo, serán datos exquisitos para tu opinión.

Ahora, quédense tranquilos porque la razón principal por la que quise ver Birthday Wonderland fue la música y no pude estar más satisfecha por cómo colocaron el tema principal “Wonderland” de la cantante Milet que yo compré desde abril. Los coros incrementaron la magia del momento y te envolvió en su propia fantasía, los violines y piano de otras escenas creaban un ambiente divertido y emocionante, cada cosa estaba en su lugar y cumplió con mis expectativas, nuevamente, bien hecho.

EN CONCLUSIÓN

Birthday Wonderland está a la altura de los grandes como nunca lo había visto en un cine y le faltó poco para considerarse una obra maestra, por primera vez estoy de acuerdo con su clasificación y la recomiendo para todo público gracias a su historia, personajes y moralejas indirectas; técnicamente bien ejecutada, una banda sonora extraordinaria y un clásico que agrega valor a cualquier repertorio que les aseguro, veré y recordaré por mucho tiempo más.

Espero puedan verla el próximo 30 de noviembre o 1 de diciembre, no se arrepentirán.

No se olviden de ver y leer otras reseñas, críticas y análisis para que su opinión sea más completa, nos vemos en una siguiente publicación.

1Propiamente solo pude contar 5 escenas diferentes, es posible equivocarme en la precisión de los planos o no haber detectado alguno con un número mayor, una disculpa pero en un cine no puedo poner pausa.

Comentarios

Reseña | Birthday Wonderland
Comments
To Top