Anime

Reseña | Brand New Animal

Finalmente la serie animada de Trigger, Brand New Animal llega a Netflix y te contamos lo que nos pareció.

Brand New Animal se estrenó en Japón en la temporada de primavera 2020, siendo uno de los que más prometía, y terminó pasando desapercibido de ese lado del charco, siendo uno de los peores estrenos, temo que la mayoría tienen razón así que revisemos lo que salió mal. Cabe mencionar que bajo el concepto de opinión estas ideas fueron escritas y recordarles que NO HAY SPOILERS.

BNA: Brand New Animal es un anime original del género de acción y fantasía cuyo mundo se divide entre humanos y hombres bestia donde los últimos son discriminados y no tienen otro lugar donde ser ellos mismos salvo “Anima City”. Un buen día y sin explicación alguna, Michiru se convierte en una chica mapache y decide refugiarse en esa ciudad, ahí conoce al lobo Shirou y juntos comienzan una investigación que podría demostrar que los habitantes corren peligro.

¡Disfruta de Brand New Animal en Netflix!

MENOS ES MÁS INCLUSO EN LO EXPERIMENTAL

Como ustedes sabrán, al principio esta serie se ganó el interés de una buena parte de los fanáticos por provenir del estudio Trigger a quien se le atribuyen grandes obras como Darling in the Franxx y Kill la Kill, sin embargo, un nombre pudo sobresalir más que el propio estudio y ese fue el de su director: el señor Yoh Yoshinari que anteriormente estuvo a cargo de Little Witch Academia.

Describir el estilo de Trigger es básicamente hablar del estilo del señor Yoshinari el cual se caracteriza por una animación experimental en la que los personajes tienden a demostrar demasiada elasticidad en los movimientos al punto de lucir deformes, una paleta de colores diversa y un diseño minimalista. En el caso de BNA fue posible ver secuencias de acción pero las características antes mencionadas estropearon los detalles minimalistas haciéndolo lucir como una goma de mascar que explotó en la pantalla en lugar de algo que causara emoción.

No me malinterpreten pues si tomamos en cuenta los 7 elementos oficiales de la animación experimental lo cierto es que los cumple todos a menor o mayor medida como la continuidad no específica, la abstracción y los estilos múltiples, no obstante, saturar las percepciones visuales del espectador nunca es beneficioso. Me habría gustado una modificación en la paleta de colores en esas escenas para que fueran los personajes los que brincaran a la vista y no al revés, tal como el señor Yoshinari lo hizo con Tengen Toppa Gurren-Lagann del estudio Gainax, punto a considerar.

SUSTITUCIÓN FORZADA

Si bien el desempeño técnico no fue lo mejor que hemos visto del estudio Trigger como el señor Yoshinari admitió en una entrevista que analizaremos, sigue siendo de una calidad superior que otros han imitado sin el mismo éxito por lo que el verdadero problema, al menos para mí, fue en la historia que presentaron al cometer el error que algunos autores posicionados en el medio hacen al copiar y pegar elementos de obras anteriores tal como lo mencioné en la reseña del manga Furi Fura de Io Sakisaka:

“Hacer obras que se parecen a otras es como ser un diseñador de moda que vende la misma camisa de diferente color, con el tiempo aburre, lo hace predecible y la creatividad se estanca sin mencionar que los consumidores pueden quedarse igual o disminuir pero nunca incrementar (…)” (Masson, 2020).

Ahora, la entrevista que realizó el sitio web Otaquest al señor Yoshinari el 5 de mayo de 2020 acerca del proyecto BNA reveló aspectos importantes que nos deja el contexto en el que se desenvolvió como los planes originales de hacer un segunda temporada para Little Witch Academia que al final no procedió por la falta de personal, explicando así el bajo rendimiento técnico al que nos tenían acostumbrados junto al hecho de que el director y el escritor Nakashima demoraran en crear en una idea sólida que igualmente se modificaba al paso de la producción.

En resumen, esa entrevista nos da a entender que tenían prisa, poco personal y un anime de referencia para sustentarse y sustituir sin mucha aceptación, las palabras del señor Yoshinari al respecto son las siguientes:

“Intentamos mantener a Michiru lo más normal posible. Si ella ha establecido motivos desde el principio, se convierte en este personaje especial, que quita el foco de atención en la historia. De esa manera estaba tratando de hacerla un personaje diferente a Akko de Little Witch Academia. Sin embargo, mientras trabajaba con el señor Nakashima, ella terminó teniendo ciertos rasgos que son similares a los de Akko” (Otaquest, Fujitsu, 2020).

La trama de Brand New Animal tiene por objetivo mostrar los problemas sociales y políticos de su mundo al lado de una protagonista que desea hacer lo posible para ayudar pues si Anima City se desmorona, ella también. Por otro lado, es un anime que no deja de poner temas sobre la mesa y acaba por no ser bueno en ninguno porque sí, la decadencia social está ahí pero los problemas personales de la protagonista nos distraen a pesar de que no sean igual de relevantes, adicional que personajes secundarios que no aportan nada nunca dejaron de aparecer.

Ver Brand New Animal fue como buscar un tesoro en el fondo del mar sin un equipo de buceo, sabes que la recompensa está ahí pero nunca serás capaz de llegar a él, encima de eso hay un barco que se quema en la superficie y un tiburón que quiere comerte mientras un calamar gigante te sujeta manos y pies. Es trágico, desesperante y predecible, ¿quién sobrevive a eso? Nuevamente, el señor Yoshinari lo explica:

“El señor Nakashima es muy bueno para incluir muchas cosas en la historia, así que creo que podría haber agregado demasiados elementos. Sin embargo, como con cualquiera de las tramas del señor Nakashima, habrá muchos cambios rápidos en la segunda mitad de la historia. Muchos desarrollos inesperados, y cosas que te harán decir ´Espera, ¿qué?, ¿así es cómo se desarrollará?´. Espero que puedan verlo” (Otaquest, Fujitsu, 2020).

EL GOLPE DE GRACIA

En cuanto al apartado musical temo que tengo una buena y mala noticia… la buena es que fueron incluidos en mi conteo musical y la mala es que no obtuvieron buenos lugares; el opening fue interpretado por la seiyuu de Michiru: Sumire Morohoshi con el tema “Ready To” mientras que el ending fue una colaboración entre Shin Sakiura con AAAMYYY con la canción “Night Running” con la que mantengo lo que dije en mi artículo musical:

“Una buena razón por la que es menos frecuente “romper las fronteras” entre la música diegética (la que perciben los personajes) y la extradiegética (la que está en el mismo plano del espectador) es que ante las repeticiones de la pista se vuelve molesta en lugar de nos parezca familiar. Incluso si las intenciones son buenas nunca se debe abrumar al espectador sino darle el impacto que merece la canción con solo una escena específica o una mejor animación en el cierre” (Masson, 2020).

EN CONCLUSIÓN

Brand New Animal es un anime que empezó tan mal como terminó aunque un buen director y estudio de animación estuviera a sus espaldas, con una historia confusa en la que no sabes si el problema es serio explicado de una forma infantil o con personajes infantiles tratando de resolver un problema serio… no hablaré de la música porque también es terrible y molesta.

Recuerden ver y leer otras reseñas, críticas y análisis para que su opinión sea más completa, nos vemos en una siguiente publicación.

¡Es de sabios compartir!

Comentarios

Comments
To Top