Anime

Reseña | Carole and Tuesday

Carole & Tuesday es uno de los mejores animes de la temporada de primavera y pinta para lo mejor del año. Su belleza como animación es innegable. Aquí nuestra reseña de la primera parte.

Mucho de las series anime que hoy tenemos en nuestras pantallas surgen a partir de una idea ya concebida previamente. Esto puede ser a partir de un manga, novela ligera o incluso un videojuego. Echamos de menos contar con historias originales, aquellas que brillan por sí misma y no tienen comparación. Por ello Carole & Tuesday llega a nosotros a invadirnos con toda su inocencia, carisma, ternura, empatía y simpatía, y por supuesto, su música; producto de la idea original de su creador. Me encanta el mundo de animación, y cuando veo series como esta, entiendo por qué los japoneses son expertos en esta materia.

Primera parte

Carole & Tuesday es una serie de anime con guion original, producida por el estudio Bones. Dirigida por Motonobu Hori y creada por el ya reconocido Shinichiro Watanabe. Se comenzó a emitir el 10 de abril de 2019 en Japón; mientras que su estreno mundial fue el pasado 30 de agosto de 2019 a través de la plataforma Netflix contando con los primeros 12 capítulos, en total serán 24 episodios. ​

Trama

Han pasado 50 años desde que diese comienzo la gran migración terrícola hacia la nueva frontera: Marte. En esta época, la mayor parte de la cultura es generada por una IA que convierte la humanidad en consumidores pasivos e irrefrenables. Carole es una joven muchacha que trabaja a tiempo partido mientras se esfuerza al máximo para convertirse en músico, pero la tarea parece poco menos que imposible en Alba City. En la ciudad vecina, Herschel City, se encuentra Tuesday, una muchacha que proviene de una familia adinerada cuyo único sueño consiste en crear música. Por desgracia para ella, nadie parece compartir su visión del mundo. Al menos, hasta que conoce por accidente a Carole. Ambas crearán algo único e imperecedero.

En este camino, conocerán a varios personajes que las apoyarán y tendrán el mismo interés y sueños que ellas: hacer música inolvidable, alcanzar el éxito sin perder su esencia, y lo más importante, hacerlo todo de manera manual y a base del talento, algo que a este par les sobra. La interacción entre Carole & Tuesday puede parecer precipitada, pero también puede entenderse como una química instantánea surgida del amor que comparten por la música, así como también, de la empatía que ambas poseen y que puede verse tanto en su primer encuentro en el puente, como en la charla que mantienen en el departamento de Carole. De este modo, desde el primer episodio, el anime logra introducir a las protagonistas y establecer una buena química entre ambas, como si de letras y música se tratara.

Me animé a ver | Sakamichi no Apollon

Aspectos destacables

Esta es una serie musical, y por ello la música es un personaje más en la serie. Uno de los principales conflictos de la trama, es que debido al gran avance tecnológico que existe, la música ya no es compuesta por humanos sino por IA, las cuales se basan en toda la historia musical y a su vez en un análisis de qué es lo que quiere escuchar la gente. Todo debidamente mezclado y automatizado, con una voz alineada para calzar perfectamente con estos acordes, pues tendrán la canción perfecta: un éxito seguro. Esto es algo que no es ajeno a nuestra sociedad, pues día a día vemos que la industria musical actual o con otras expresiones artísticas en general, cada vez se automatiza y se sistematiza, supliendo el arte manual, por la elaboración en masa y clonada que reduce costos, y a mi gusto, resta calidad y arte.

Carole & Tuesday espera mostrar cómo el valor humano sigue teniendo cabida a pesar de competir con la refinada tecnología y lejos de satanizarla. Tan sólo quiere mostrar que en cierta forma eso no tiene un valor real. Sin embargo, algo realmente relevante es que por mucho avance tecnológico que hay, siguen siendo necesarias las personas humanas para transmitir dicha música. Es decir que en el mundo distópico de Carole & Tuesday se siguen necesitando de personas reales para cantar, por mucho que estás parecieran una especie de esclavos de la fama y el poder viviendo una ficción. Esto en cierta forma nos recuerda que por mucho avance tecnológico que haya las personas estamos programadas para conectar con otras personas.

Durante la serie, nuestras protagonistas irán conociendo a muchos personajes inusuales, pero todos tendrán en común la música. La serie se las arregla para que cada personaje tenga una canción propia, especial, la que los representan y los llevan al clímax reflexivo sobre la vida, el entorno, el mundo, el destino, sus sentimientos, entre otros. Esa canción que expondrá a flor de piel, lo más profundo de sus emociones y sentimientos.

Otra cosa destacable es la personalidad de las jovencitas, pues increíblemente optimistas, enérgicas y leales consigo mismas; y poco a poco aprenderán que lo único que es más importante que la música, es su amistad. Pese a las tristezas que les tocó vivir, ambas chicas están llenas de valores nobles y de buena vibra. De ahí que en sus primeros 12 episodios, las veremos recorrer un camino de esfuerzo y sacrificio, con personajes excéntricos, para conseguir el soñado premio de ser las mejores exponentes de la música de un popular concurso (algo así como The Voice). Debo decir que disfruté demasiado esta parte de la serie.

Reflexión

La serie nos presenta un mundo aparentemente distópico, sin embargo, la automatización de la música ya la tenemos presente. Cantantes o bandas que apenas escriben sus canciones, el abandono de la creatividad y experimentación, los mismas tiempos y compases, mismas melodías, los mismos patrones, creo que ya sabéis que quiero decir. Un ejemplo de esto podría ser el k pop, donde las discográficas agarran a un grupo de jóvenes visualmente atrayentes y con buena voz para convertirlos en una especie de androides con personalidad programada que tan solo deben seguir unas órdenes. Lo peor es que la gente es consciente de esto, entonces nos obliga a preguntarnos ¿qué es el arte?, cuál es el valor real de algo que ni siquiera es creado para transmitir algo, sino solo para gustar y vender.

Claramente hoy en día podemos seguir diferenciando entre música comercial y música como tal, como un arte. pero cada vez vemos como el arte se va olvidando por las grandes masas. Un ejemplo puede ser el hip hop, el reguetón o el trap. Y si nos fijamos en el contexto de Carole & Tuesday esta distinción se hará cada vez más difícil para una persona que toda su vida a escuchado música programada. Con esto en mente, la música, un arte que el ser humano ha tenido desde tiempos inmemoriales como forma de expresión, se podría volver algo completamente artificial, pero con un envoltorio humano, tal como lo muestra este anime.

Aspecto técnico

Carole & Tuesday ofrece unos primeros compases que rebosan energía, que transmiten la vitalidad y el anhelo de sus protagonistas con suma facilidad. La reiteración de gags impregna a la producción de una dosis de humor que le sienta muy bien y que permite que la repentina relación entre los personajes sea más natural.

Cuenta con un apartado visual sobresaliente, Carole & Tuesday destaca sobre todo por el uso de unos fondos de estética artesanal y excelsos a nivel de detalle, cortesía de Studio Blue. Si bien las dosis de información contextual son mínimas en la producción, es en lo visual donde de verdad se refleja este -mundo construido. En los pequeños detalles que pueblan multitud de interiores, o el potente contraste que se produce ante la fusión arquitectónica entre lo “moderno” y lo “tradicional”.

Por otro lado, la gama cromática empleada permite que toda esa vitalidad y energía inherentes al mensaje de la ficción permeen con mayor facilidad en el espectador. Una paleta de colores que consigue brillar todavía más gracias al estilo de animación empleado, uno que se acerca más al estilo occidental y deja de lado las bases niponas. Algo que también se ve reflejado en su composición musical, apostando por el sello del artista canadiense Mocky. El opening se titula Kiss Me, interpretado por Nulbarich, mientras que, el ending es Hold Me Now de Benny Sings.​ Las canciones interpretadas por las protagonistas corresponden a Nai Br. XX (Carole) y Celeina Ann (Tuesday) respectivamente. Artistas cuyo trabajo también se extiende a la interpretación de “The Loneliest Girl”. Esa canción que une la melodía de Carole y la letra de Tuesday; que plasma sus sentimientos y emociones, que define a la perfección qué es música.

Conclusión

Carole & Tuesday es uno de los mejores animes de la temporada de primavera y pinta para lo mejor del año. Su belleza como animación es innegable, y el diseño de los personajes, así como su desarrollo es genial. Además, no introduce en un tema del que poco se habla: la automatización del arte, en este caso, la música, y por ende la artificialización de las emociones y sentimientos.

Esta serie, luce por su extraordinario apartado musical, diverso y consciente del personaje al que representan. Una increíble y original aventura musical, lleno de buenas intenciones, que nos hará mirar con esperanza y optimismo nuestro entorno, nuestra vida, nuestro todo. Después de cada episodio, solo miraremos al cielo para pensar que el mundo es maravilloso, con una increíble tonada personal de fondo.

Comentarios

Reseña | Carole and Tuesday
Comments
To Top