Anime

Reseña | Inuyashiki

Era justo y necesario de hablar de Inuyashiki, te compartimos lo que pensamos del anime. ¿Ya la viste?

Desde que vi este anime he querido introducirlo en un artículo especial de “Recomendación Rándom” pero por múltiples compromisos no pude armarlo esta Temporada, de hecho no he terminado y no sabía cómo volverme más loca hasta que recibí un mensaje de uno de ustedes pidiéndome esta reseña, fue así que dejé de ser terca y acepté escribirla sin dudar. Sean libres de dejar un comentario o enviar un mensaje privado si quieren que revise cualquier anime, manga, película o novela, les responderé a la brevedad así que empecemos: cabe mencionar que bajo el concepto de opinión estas ideas fueron escritas y recordarles que NO HAY SPOILERS.

Inuyashiki se encuentra disponible en Prime Video

Inuyashiki es un anime del género seinen, acción y ciencia ficción cuyo protagonista es Ichiro Inuyashiki, un hombre mayor que lo da todo por una familia que no se lo agradece, peor aún, ha sido diagnosticado con una enfermedad terminal por lo que acude a un parque para decidir contarlo o no y como si su día no fuera lo suficientemente malo, de repente es golpeado por una extraña explosión que involucró a un joven sentado junto a él. Al despertar, Inuyashiki se da cuenta que su cuerpo se ha vuelto completamente mecánico y ahora posee poderes extraordinarios, ¿qué será capaz de hacer con ellos?

HISTORIA Y PRESTIGIO

Amigos míos, espero que en esta reseña tenga la capacidad de plasmar cuán relevante es este anime en su género y para las nuevas generaciones, tal es así que Inuyashiki es uno de los títulos más prestigiosos que tengo en mi repertorio, entonces… partamos desde lo básico: el estudio a cargo de este proyecto fue MAPPA quien desde su nacimiento logró llamar la atención para luego posicionarse como la productora de excelencia en calidad media-superior gracias a series como Zankyou no Terror, Shingeki no Bahamut: Genesis, Ushio to Tora, Kakegurui, entre muchos otros generalmente especializados en el contenido maduro.

Me animé a ver | Zankyou no Terror

Uno de los nombres del estudio que hizo eco entre los fanáticos fue el de su director, Keiichi Sato cuyo anterior trabajo en Shingeki no Bahamut: Genesis se llevó elogios a manos llenas además de que ya era conocido por ser un excelente diseñador mecánico que, de acuerdo con algunos lectores del manga, lo hacía un buen elemento de apoyo para la adaptación a anime de Inuyashiki. Recuerdo que en ese entonces el estudio de animación y su director lograron levantar un par de cejas pero lo que en verdad puso las expectativas en el cielo fue su creador:

El señor Hiroya Oku es un mangaka avezado en el género seinen que hizo historia con su obra maestra y anime de culto, Gantz del estudio Gonzo en el que su contenido fue tan violento y explícito que su final se vio necesitado de un cambio radical a comparación de su obra original, obligando a los fanáticos a descubrir el real y confirmarnos que, en efecto, Hiroya-sensei es un genio. A estas alturas, el equipo de trabajo detrás de Inuyashiki se había ganado nuestra atención y altas expectativas, solo faltaba cumplirlas.

LA REVOLUCIÓN DE LOS HÉROES

Si bien Inuyashiki tenía grandes personalidades de su lado no dejaba de causar cierta incertidumbre para el público conservador y quisquilloso, yo incluida, pues había nacido en medio de una guerra entre la animación tradicional y la animación digital donde la segunda era gravemente criticada por su estética plastificada, acartonada y deficiente que apenas daba pasos de bebé para las series de televisión, adicional que hasta el momento no había títulos relevantes que nos hicieran creer que el riesgo valía la pena, sin embargo, una vez visto el primer episodio supimos que este anime vino al mundo para decir “cállense y aprendan”.

Lo que verán en Inuyashiki será la dinámica ya conocida del estudio MAPPA donde la fluidez de movimiento está sumamente cuidada y humanizada con innumerables expresiones faciales en los personajes que pueden llegar a diferentes grados de sadismo, miedo y crueldad. Respeta con excelencia los diseños de personajes de Hiroya-sensei y pone como esencia una paleta de colores en tonalidades frías que refuerzan un tono hostil y maduro para los espectadores; repito: hostil y maduro, punto a considerar.

Me gustó que hayan utilizado los diferentes formatos con sabiduría dejando el 2D para las escenas y secuencias cotidianas (salvo sus contadas excepciones), el CG y CGI para el armamento, edificios y otros objetos mecánicos o de metal así como el 3DCGI para las secuencias de acción tanto en tierra como en el aire. He de decirles que la diferencia entre ellos es obvia y tiende a resaltar sus imperfecciones individuales pero cuando las vemos funcionar al mismo tiempo da otro tipo de impresión, es decir, su calidad puede subir… o subir más alto.

EL NACIMIENTO DEL PARADIGMA

Debo admitir que incluso con lo anterior dicho he tenido problemas para recomendar a Inuyashiki debido al propio protagonista pues para mí y otras personas, ver un héroe de la tercera edad en el anime era un concepto demasiado innovador como para tomarlo con seriedad, no obstante, ese es justamente el encanto que debemos defender y orientar a las personas correctas, aquellas interesadas en agregar títulos de valor a su colección o para las que disfrutan en gran medida del género (como su servidora).

Es cierto que este anime va más allá de mostrar la violencia ya conocida de Hiroya-sensei pero difiero con otros donadores de opinión al decir que cuenta con una filosofía interesante que no está de más analizar porque su principal enfoque no es darte clases de moral sino enseñarte que el poder será bueno o malo dependiendo quién lo use, que las personas se equivocan y que siempre hay algo que solo tú puedes hacer. Retrata una forma de pensar sencilla y noble sin caer en dramas innecesarios o tocar terrenos oscuros que nos obligan a ponernos un sombrero de aluminio (te estoy viendo a ti, Evangelion), es tan fácil e interesante de ver que la terminarán en un día, se los prometo.

EL FINAL ES IMPORTANTE

Estoy comenzando a pensar que Hiroya-sensei tiene mala suerte para los finales ya que una de las quejas que resonó en su momento y que apoyo totalmente es que Inuyashiki aceleró el paso abruptamente en su final, no voy a entrar en detalles, sin embargo, honestamente sentí que me dieron una patada en el trasero para dejarlo a un lado y a más de uno hizo pensar que esta sería la estrategia a partir de ahora con tal de vender el manga. Esta es válida recordando que el objetivo principal de hacer una adaptación de anime es llevar al consumidor a la obra original aunque hay mejores maneras de lograrlo.

Ustedes no lo saben pero uno de los criterios que tomo en cuenta para calificarlo es precisamente su final porque al igual que un maratón, lo importante no es como empiezas ni qué tan difícil fue el camino sino llegar a la meta, es el último sabor de boca que te deja una historia por lo que influirá en su recomendación y deja una marca para futuras referencias. Con esto no quiero decir que hayan estropeado a Inuyashiki, solo es un dato que necesitan saber si quieren verlo.

EL HIMNO DE LOS HÉROES

Si tuviera una palabra para describir el opening sería “sublime” pues el tema “My Hero” de nuestros queridos hombres cabeza de lobo, MAN WITH A MISSION es para mí el magnum opus de la banda y merece ser coleccionada en su versión completa mientras que el ending interpretado por Qaijff con el tema “Ai wo Oshiete Kureta Kimi e” es digna de escuchar en cada capítulo, no se salten ninguno de los dos por nada del mundo o se estarán perdiendo de mucho.

EN CONCLUSIÓN

The last hero, Inuyashiki ha logrado lo que otros sueñan gracias a un estudio posicionado en la industria, un director con experiencia y un autor de renombre que ha roto nuevamente los esquemas conocidos en el género con una historia interesante y repleta de acción violenta cuya animación le hace justicia a la obra original, sin embargo, peca de algunos defectos en sus formatos individuales al igual que un final apresurado y decepcionante que de una forma u otra la música puede compensar. Por ser una obra sin igual y obligatoria para casi todo fan.

Recuerden ver y leer otras reseñas, críticas y análisis para que su opinión sea más completa, nos vemos en una siguiente publicación.

Comentarios

Comments
To Top