Cine/TV

Reseña | John Wick Chapter 3: Parabellum

La acción y violencia en John Wick 3: Parabellum está a la orden del día, de inicio a fin, no paran las amenazas para nuestro nuevo héroe de acción.

Regresa Baba Yaga, más fuerte que nunca, con grandes secuencias de acción y mucha violencia, te compartimos lo qué nos pareció la nueva entrega de John Wick.

La última vez que vimos al Baba Yaga, también conocido como John Wick, estaba “ex-comunicado”, herido y jadeante, con una hora de ventaja antes de convertirse en el hombre más perseguido del mundo.

John Wick Chapter 3: Parabellum arranca justo en ese momento, cuando decide resguardar a su perro y lanzarse con un doctor que cose y parcha sus heridas para, tal cual avatar de videojuego, disponerse a enfrentar a un centenar de asesinos expertos. Esta serie conoce perfectamente a su audiencia, brindando maneras de mantener frescas las escenas de acción al hacer uso de atractivas locaciones, utilerías y animales -aquí cabe destacar no solo a perros de ataque, “dog-fu”, sino caballos, “¿horse-fu?”

Como mencioné en mi reseña de John Wick: Chapter 2, lo que más me gusta de las cintas de John Wick es la mitología de este inframundo de mafiosos y asesinos. Ya que ser declarado ex-comunicado resulta en una sentencia de muerte irrefutable y está estrictamente prohibido el apoyo de cualquier organización, los realizadores se han dado a la tarea de buscar formas de establecer improbables lagunas de ley, todo para la supervivencia de nuestro protagonista.

Wick cobra deudas, revela figuras más arriba de lo inalcanzable -en un momento particularmente absurdo debe caminar por un desierto y ser encontrado por un hombre que le pedirá un sacrificio y planteará una misión- y es partícipe de un juego de doble o triple traición. Los engranes narrativos crujen ante la revelación de que cada giro de la trama existe solamente para establecer la siguiente escena de acción. Claro, esta es mera observación, no una crítica.

Esta nueva cinta incluye un colorido nuevo reparto con actrices como Halle Berry y Angelica Huston (ambas dando apariciones que clasifican como poco más que cameos funcionales). Mi personaje favorito es la adjudicadora (Asia Kate Dillon), una profesional que se encarga de que toda situación sea resuelta, cueste lo que cueste. Personajes familiares como Winston, Charon y el Bowery King regresan con roles de mucho más impacto en la historia de esta secuela.

De nuevo, Keanu Reeves es el perfecto héroe estoico para esta generación. Más que nunca, este se revela como una fuerza indestructible que asesina sin lasitud ni remordimiento. El patetismo con respecto a Wick, el amor a su esposa y la búsqueda de paz pasan a segundo plano aquí. Para la secuencia final de Parabellum, queda la sensación de que las aventuras de John Wick son interminables y que resulta imposible verlo llevar una vida tranquila. El sendero de Wick está pintado de sangre.

John Wick Chapter 3: Parabellum no es la más fuerte en la trilogía, pero tampoco es una decepción.

Sin duda, refuerza que esta es una de las series más notables a nivel estilístico de los últimos años -su estética similar a los paneles de una novela gráfica. La violencia, aunque extrema, acompaña a las coreografías como brutales danzas. Y pues solo queda mencionar, de forma algo redundante, que resulta muy divertida.

Comentarios

Reseña | John Wick Chapter 3: Parabellum
Comments
To Top