Anime

Reseña | Me Quiero Comer tu Páncreas

El día ayer 27 de mayo de 2019, Konnichiwa Festival nos invitó a la premier de la película de anime Kimi no suizou wo tabetai (Me Quiero Comer tu Páncreas) y te platicamos lo que nos pareció en nuestra siguiente reseña.

El día ayer 27 de mayo de 2019, Konnichiwa Festival nos invitó a la premier de la película de anime Kimi no suizou wo tabetai (Me Quiero Comer tu Páncreas) y te platicamos lo que nos pareció en nuestra siguiente reseña.

Y cómete esta, “Bajo la misma estrella”

En busca de la ruptura del cliché

La sinopsis de “Kimi no suizou wo tabetai”, estrenada hace pocos meses en los cines japoneses, puede parecer algo ya leído: a una adolescente le diagnostican una enfermedad que pronto acabará con su vida, y busca experimentar en compañía de otro joven sus últimos días, viviendo situaciones emocionantes y únicas y tratando de cumplir con su lista de deseos antes de partir para siempre.

Evidentemente, el cine occidental nos ha dado en los últimos años películas con temática similar, siendo la mencionada “Bajo la misma estrella” (2014) probablemente la más popular, aunque existen otros exponentes como “Ahora y siempre” (2012), protagonizada por Dakota Fanning en el papel de una joven enferma de cáncer, o la pronta a estrenarse “Then came you” (2019) con Maisie Williams y Nina Dobrev como la pareja de jóvenes moribundos.

Sin embargo, como no podía ser de otra manera, el cine oriental busca paso a paso salirse de la línea argumental predecible de este tipo de films.

La protagonista femenina, Sakura Yamauchi, sufre de una enfermedad incurable en su páncreas que implica una muy corta expectativa de vida. El protagonista masculino, cuyo nombre desconocemos, encuentra en el hospital el diario íntimo de su compañera de clase enferma y termina siendo el único (además de los padres de la joven) que conoce la verdad, ya que la muchacha se niega a contarle su situación a sus amigos, y mucho menos a su mejor amiga, Kyoko. Ella quiere convertirlo en su cómplice y partenaire de sus últimas aventuras, pero el joven poco interés tiene en la muchachita moribunda, pues se ha pasado la vida huyendo de las relaciones con otras personas (lo que le ha dado mala fama dentro de la clase, vale decir).

Me Quiero Comer Tu Páncreas se proyectará únicamente los días 31 de mayo, 1 y 2 de junio en Cinépolis

Hasta que apareció Sakura. En esta historia, no es el varón enamorado quien trata de animar e insuflar valor a la jovencita a punto de morir. No, aquí es Sakura con su implacable, alegre y extrovertida personalidad, quien le dará un giro de 180° a la vida de su nuevo amigo. Lo que parecía predecible se convierte en impredecible, y este mismo tono se mantiene desde el principio al fin del largometraje. Una nueva e indefinible relación se moldea entre estos protagonistas, cortando de raíz el cliché de los tórtolos que buscan que el amor venza a la muerte o que indefectiblemente aspiran a yacer juntos en el lecho como último deseo antes de partir.

La trama de la película, salvando la locura conceptual de que una enferma de páncreas se pase sus últimos días comiendo todo lo que pueda sin restricciones, es muy entretenida y se caracteriza tanto por momentos de excesiva comedia como por momentos de angustiante drama. Es un subibaja emocional que se disfruta en cada una de sus etapas.

La historia original nace de una popular novela de 2015 escrita por Yoru Sumino y que luego fue adaptada a un manga de dos tomos publicados entre 2016 y 2017, con el arte de Idumi Kirihara. En 2017, esta historia también recibió una adaptación fílmica en formato live action. Todas ellas bajo el mismo y extravagante nombre, “Quiero comer tu páncreas”, que retoma una frase dicha por la protagonista a su amigo cuando le menciona que, en el pasado, comer el órgano sano de otra persona haría que el propio sanase.

El debut de VOLN en pantalla grande

Lo bueno de los films de animación japoneses es que los estudios realmente se la juegan con una animación muy por encima de la media que se observa en las series, así que el deleite visual, salvo alguna que otra peli de bajo presupuesto, siempre está asegurado. En “Quiero comer tu páncreas”, animada por Studio VOLN, no hay mucho que criticar en el apartado visual, realmente el film se disfruta solo y los diseños de personajes superan incluso el diseño original del manga. Siendo que el estudio tiene pocos pergaminos en su haber y que este es su primer largometraje, sin dudas hicieron un gran trabajo y un deleite en pantalla grande.

La banda Sumika pone su talento en el opening y ending del film, y la dirección corrió por cuenta de Shinichiro Ushijima, en su primera película bajo el rol de director, aunque ya contaba con algo de experiencia dirigiendo episodios de series como Hunter×Hunter y One punch man. Ushijima logra un buen resultado sobre todo en las escenas de mucha tensión, algo clave en films dramáticos como este.

Un doblaje a la altura de los senseis de Japón

México y Latinoamérica se ha caracterizado por realizar geniales trabajos al momento de doblar las películas del Sol Naciente, recientemente tuvimos la oportunidad de escuchar el trabajo en las películas: My Hero Academia y Mirai mi Pequeña Hermana.

Para la película “Me quiero comer tu páncreas” vuelven a realizar un trabajo a la altura de los senseis  y vaya que, a nuestro criterio fue un reto principalmente para la actriz Erika Ugalde ya que le dio voz a Sakura, sin menospreciar el trabajo de los demás actores que participaron como Miguel Ángel Ruiz (El), Andrea Orozco (Kyoko), Elena Ramírez (Mamá de “el”),  Cony Madera (Mamá de Sakura), Alan Fernando Velázquez (Takahiro). El reto de Ugalde, fue estar y darle un tono muy parecido a la experimentada voz de Lynn (la princesa Teruhi en Angolmois, Fuuka en la serie homónima, etc.)

Como dato curioso, el seiyuu Mahiro Takasugi, de quien probablemente no han oído hablar, hizo su debut como actor de voz. Un debut bastante prometedor, diría. Aunque es cierto que por momentos parece que a su voz le falta ánimo y brillo, en realidad encaja perfecto con la personalidad apocada del protagonista masculino. El tiempo dirá si tiene lo que necesita para crecer y consolidarse en esta industria. En contra parte, Miguel Ángel también le dio ese tono parecido, por lo que a nuestra opinión fue un trabajo digno de los actores de doblaje. 

¡Tengan preparados los pañuelos, ya que a más de uno le llegará a tocar el kokoro!

Comentarios

Reseña | Me Quiero Comer tu Páncreas
Comments
To Top