Connect with us

Hi, what are you looking for?

Anime

Reseña | Promare

¡Ya vimos la película del estudio TRIGGER, Promare y te contamos lo que nos pareció, en nuestra reseña!

Debido a la situación actual que conocemos, la industria del cine no está pasando por el mejor momento a pesar de que, al menos en México, las instalaciones más grandes de algunos estados ya estén habilitados con sus respectivos protocolos de salud, sin embargo, es de admirarse que el mismo Cinépolis esté apostando por grandes películas y más aún con el anime, la cartelera para esta función estará disponible del 3 al 9 de septiembre.

Por otro lado, he de ser sincera con ustedes al decir que yo recibí indicaciones para reseñar a Promare una vez tuviera el material en casa, pues lo primero para el equipo de redacción es la salud, pero aun así tengo una cosa que decir: me habría encantado verla un millón de veces en la pantalla grande; empecemos. Cabe mencionar que bajo el concepto de opinión estas ideas fueron escritas y recordarles que NO HAY SPOILERS.

Promare es una película del género de acción, ciencia ficción y mecha cuya historia comienza hace 30 años cuando un cataclismo destruyó a la mitad del mundo en un incendio, provocando el nacimiento de los “Burnish” quienes son personas capaces de crear y controlar el fuego, mientras que el escuadrón de bomberos “Burning Rescue” son los que lidian con ellos y sus incendios. Ese extraño y peligroso poder ha provocado violencia y discriminación entre ambos grupos que el bombero novato llamado Galo y el líder de la resistencia, Lio, están a punto de acabar, ¿quién es el verdadero villano?  

NO ES EL ESTUDIO, SINO LAS PERSONAS

Trigger es uno de los estudios de animación que más tengo estudiados al ser el primero que se me ocurre cuando quiero ver algo fuera de mi zona de confort y revisar cómo hacen trabajar todo lo que usualmente no me gusta en la animación, así que cada vez que anuncian un nuevo proyecto no puedo evitar cerrar los ojos y hacer círculos en mis sienes para después arrepentirme un poco poniendo dos dedos en el entrecejo, razón por la que me resistí a ver Promare en 2019.

Curiosamente, todos aquellos elementos que no me gustan son la principal característica de Trigger cuyos diseños suelen ser experimentales, con extrema elasticidad en sus personajes y su tendencia a quemar mis ojos con la paleta de colores que satura la composición gracias a su gama de tonalidades, no obstante, me levantó el ánimo saber que el equipo de producción realmente tuviera algo que contar al mundo:

Las buenas impresiones comienzan con el señor Hiroyuki Imaishi quien se desempeñó como director de la película y del que aparte le he seguido la pista desde su participación como director de acción en Darling in the Franxx, sin dejar de lado los clásicos Gurren Lagann y Kill la Kill. Asimismo con el señor Kazuki Nakashima quien fue el encardado del guión en Promare y también en la composición del anime BNA: Brand New Animal.

En tanto, el señor Shigeto Koyama (Darling in the Franxx) fue el diseñador mecánico y de personajes, el señor Yoh Yoshinari (BNA) trabajó en el storyboard y como animador clave junto al señor Kai Ikarashi como director de animación y, por último, a la leyenda Hiroyuki Sawano como responsable de la música, al igual que en otros animes como Shingeki no Kyojin y Nanatsu no Taizai.

LO QUE SON CAPACES DE HACER

Desde ya debo decir que la idea que tuvieron los señores Imaishi y Nakashima al crear Promare es por mucho una de las más ambiciosas y mejor ejecutadas que he visto en una película recientemente y sin contar demasiado con sus referencias a Gurren Lagann y Kill la Kill que, aunque sutiles, están presentes. Espero poder plasmar la complejidad que hay detrás con el mínimo de elocuencia, hablemos del formato:

Hay dos cosas que saltan a la vista en esta película: la primera es su paleta de colores fluorescente y la segunda el hecho que la mitad esté producida con el formato tradicional (2D) y la otra en 3DCG que no hace otra cosa que volver los colores más vibrantes de lo que son. Esto representaba cierta complejidad porque la composición estaría saturada y poniendo en peligro lo que en animación se conoce como la “puesta en escena”, es decir, la presentación de una idea de manera que resulte completamente clara.

En producción no se quiere que los elementos involucrados compitan entre sí o dificulte la apreciación de una acción e incluso canse la vista del espectador, tal como suele pasar con el estudio GoHands con sus animes Hand Shakers y W´z (mayormente), por lo que el buen manejo de sombras es la clave para evitar este problema, cosa que Promare hizo estupendamente gracias a una técnica del 3D llamada “sombreado plano” o “cel shading” la cual es un tipo de renderización diseñada para que los gráficos digitales parezcan dibujados a mano.

Muchas de las sombras del cel shading son calculadas automáticamente para crear un aspecto plano y parezcan bloques en lugar de difuminarse con suavidad, esto agregando que por el lado del 2D redujeron considerablemente los dougas (animación intermedia) y se enfocaron en los gengas (animación clave) lo que hace que cada pose de los personajes dimensionales luzca bien definidos. Para resumirlo, hicieron que el 3DCG se parezca al formato tradicional y lograron que el 2D fuera tan estético que compaginara bien con el formato digital.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Eso sí, esos créditos del 3D pertenecen más al estudio Sanzigen que Trigger subcontrató con la debida supervisión del señor Imaishi con su única instrucción de “la realidad no está permitida”, frase que él mencionó en una entrevista donde también tuvo el tiempo de explicar las metáforas que colocó en Promare que pocos o nadie notó y que valen la pena apreciar, explico:

LAS IMÁGENES HABLAN

El concepto artístico de Promare, a palabras del señor Imaishi son “dos fuerzas repelentes que se convierten en una” haciendo referencia al escuadrón de bomberos que lucha por apagar los incendios de los Burnish en la que ambos son representados por figuras básicas haciendo una metáfora a sus ideales, por ejemplo, en el caso del escuadrón de bomberos y la ciudad en sí, constantemente verán figuras cuadradas que hace alusión al control, mientras que la parte de los Burnish o el bando de la resistencia se representan con triángulos, lo que indica libertad.

Cuando partes un cuadrado a la mitad, dice esta vez el señor Nakashima, se forman dos triángulos que al final se vuelven un círculo, representando así una paz duradera (Eisenbeis, 2019). Es así que nunca debemos pensar que la paleta de colores, el diseño de personajes o la animación en general son productos al azar, sino que cada cual tiene una razón de ser y entre más información se tenga, mejor vamos a interpretar y disfrutar de una obra.

En este punto no puedo dejar pasar otros aspectos técnicos sobresalientes como la hermosa morfología y la actuación de los personajes del señor Kai Ikarashi cuando los trabaja en formato tradicional, son capaces de transmitir todo tipo de emociones como la ira, el poder y la pena; así como una de las secuencias más importantes de la película (no diré cuál) ejecutada por el señor Yoh Yoshinari con los mecha en formato digital donde es posible apreciar diferentes elementos como el debris (escombros), los impact frames (marcos de impacto) y los smears (extensión de líquidos). Al igual que el esfuerzo de muchos animadores que hicieron maravillas con el arte del henkei mecánico (transformaciones), el humo y otros efectos de luz; Promare es una obra técnicamente consistente y eso lo aprecio bastante.

EL ORDEN EN EL DESORDEN

Si bien es cierto que el apartado técnico está hecho por los dioses y brinda información que es interesante conocer para adentrarse en el contexto de la película, no deja de cometer un reciente error narrativo que dudo que Trigger vaya a hacer a un lado muy pronto y eso es: el desorden y poco desarrollo en sus historias, de hecho ya me había quejado de lo mismo en el anime BNA: Brand New Animal de la Temporada de Primavera 2020.

Cualquiera que haya visto al menos una o ambas obras, sabrá que la temática gira en torno a la opresión, la discriminación y la violencia estatal que como se mencionó anteriormente, son dos bandos contrarios que luchan entre sí por la libertad y lo que cada uno considera correcto. Hay ideas en Promare que están explícitas, otras nos las tienen que explicar (como las metáforas) y habrá otras que tú mismo deberás sobreentender, lo cual a veces es satisfactorio si se desea conocer diferentes perspectivas, pero en este caso es tan insuficiente que eso no es posible.

Tal como les he dicho en artículos y reseñas, la base de una buena trama es el cambio que obedece los elementos de la “narración mínima” los cuales son: equilibrio – desequilibrio – nuevo equilibrio. El primero se refiere al status quo tanto del contexto como de los personajes, el segundo como un acontecimiento que desarregla la vida de los personajes, y el tercero cuando los personajes regresan al estado de equilibrio, pero con un cambio.

Cabe señalar que Promare cuenta con 2 cortos precuela llamados “Promare Galo-hen” y “Promare Lio-hen” que relatan una misma situación desde el punto de vista de ambos personajes principales, esto debió haber servido como como un estado de equilibrio al ser la película donde desemboca la problemática y la “solución”, sin embargo, colocan un tema tan complicado que es imposible desarrollarlo en poco tiempo y de manera satisfactoria, se siente amontonado o como si estuviera viendo un borrador en lugar de un producto terminado.

Es claro que el problema social está ahí, pero nunca nos enteramos de los antecedentes salvo por lo que se puede sobreentender y tampoco un nuevo equilibrio o un cambio porque en lugar de resolver el problema, simplemente lo hacen desaparecer… literalmente. El dilema de poner tanta atención en el contexto, es que no hay tiempo de desarrollar a los personajes y eso es incorrecto en la narración.

Son los personajes los que deben contarnos acerca de su entorno y no al revés, para evitar este desacierto siempre es recomendable seguir “la regla de 3” que no es más que una herramienta de los escritores para crear buenos protagonistas, esta se divide en 3 aspectos clave: el primero es que el protagonista es la historia cuya forma de ser, pensamientos y motivaciones son los que le dan sentido a lo que se cuenta.

El segundo es la complejidad donde el pasado del protagonista, su entorno y deseos son los más trabajados, los más importantes y los más memorables que terminan fortaleciendo al resto de los personajes; en este sentido me habría gustado ver cómo Galo y Lio, además de evolucionar su propia relación, lo hicieran con sus respectivos bandos.

El tercero es el escepticismo del espectador donde el protagonista debe causar una impresión inmediata al espectador para que este genere rapport, mucho cuidado porque no debe confundirse con el appeal, es decir, una cualidad o cierto encanto que al público le guste ver o le resulte atractivo, como en este caso teniendo a Galo como el personaje carismático que sin pensar demasiado cae bien, caso contrario a Lio que es el calmado, frío y racional (Eisenbeis, 2019).

Advertisement. Scroll to continue reading.

Este escepticismo se define como una característica del personaje que es capaz de llamar la atención como algo interesante, lo entiendes, sientes empatía y te hace estar de acuerdo o no con sus ideales u objetivos, en resumen, es una impresión que evoluciona y conecta, para bien o para mal, con el protagonista. Tomando en cuenta lo anterior, si una historia no tiene una buena trama y tampoco buenos protagonistas… no hay tema del qué hablar.

LO MEJOR DE LA PELÍCULA

Definitivamente lo único que podría salvar una mala historia, además del apartado técnico, es el repertorio musical, mismo que no imagino en mejores manos que del señor Sawano quien, de acuerdo a la entrevista de Eisenbeis (ANN, 2019) tenía poco material para trabajar en el principio y aun así pudo entregar un soundtrack cuando menos divertido y trascendente.

Su afinidad por el concepto del heroísmo te hará sentir hype en los momentos clave de Promare, a la par que su experiencia con la tensión están presentes para no apartar la mirada ni un momento. Entre las pistas que recomiendo y que ya agregué a mi colección fueron “Inferno”, “Nexus”, “Gallant Ones” y “BangBangBUR!…N”. Si buscan una buena razón para ver esta película, que esta sea la banda sonora.

EN CONCLUSIÓN

De alguna u otra forma, la primer película de Trigger hizo funcionar todos y cada uno de los aspectos que normalmente serían hartamente criticados por mí, sobre todo en la saturación, será a partir de ahora que me servirá como un bonito referente de lo que son capaces de hacer, aunque lastimosamente yo y otros compañeros no pensemos lo mismo de la historia carente de los aspectos mínimos para recomendar como algo más allá que simple entretenimiento, cosa contraria a la banda sonora que, en mi opinión, es la que se lleva la ovación de pie, qué grande es el señor Sawano.

Comentarios

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recomendación Palomera

Reseñas

Anime

Después de finalizar la serie de anime SAO Alicization, no nos quedo más que analizar una de las mejores series que hemos visto.

Anime

Por si todavía no lo has visto, te dejamos nuestra reseña de Karakuri Circus, disponible en Prime Video.

Anime

¡Ya vimos la película del estudio TRIGGER, Promare y te contamos lo que nos pareció, en nuestra reseña!

Facebook

Tal vez te interese

Anime

Netflix nos sigue agasajando con animes de gran calidad visual y tramas entretenidas. En esta ocasión, vimos la primera tanda de capítulos de Great...

Agenda G33K

¡Prepara tus sentidos para ver Promare del estudio Trigger en Cinépolis!

Anime

La última obra del Sr. Yutaka Yamamoto quien se despide de la industria no como un villano sino como una persona herida, aquí nuestra...

Destacados

¿Será que The Origami King estará a la altura de The Thousand-Year Door de GameCube? Descúbrelo en nuestra reseña de Paper Mario The Origami...

Advertisement