Anime

Reseña | Sound and Fury

Ya vimos y escuchamos el álbum visual de Sturgill Simpson, Sound and Fury y te traemos nuestra reseña. ¡Disponible en Netflix!

Amigos míos, ustedes saben que la honestidad es una de las cosas más importantes para mí cuando hago alguna recomendación y esto no será la excepción, cuando terminé de ver este filme lo primero que pensé fue “¿cómo demonios voy a reseñar esto?” pues no soy experta en nada y me declaro ignorante de muchas cosas, incluyendo la música. Desconozco por completo el trabajo del autor que a continuación leerán por lo que me veré enfocada en lo que sí estoy familiarizada: en la animación técnica, así pues, empecemos. Cabe mencionar que bajo el concepto de opinión estas ideas fueron escritas y recordarles que… meh, aquí no puede haber spoilers.

¿QUÉ ES Y DE DÓNDE PROVIENE?

Para ser exactos, Sound and Fury es un álbum visual de 40 minutos basado en el arte animado japonés, mejor conocido como anime, de modo que pertenece al género musical y ciencia ficción en el que un arcano conductor se adentra a una ciudad post-apocalíptica para enfrentarse a dos monstruos. Su director es Michael Arias, un cineasta estadounidense nacido en Japón que es mejor conocido por su película debut: Tekkonkinkreet en 2006, ganando el Premio de la Academia de Japón por la mejor Animación del Año en 2008, colocándose así como el primer director no japonés de una importante película de anime (Kelts, 2017).

Asimismo, en el guión se tiene a Junpei Mizusaki a quien podemos ubicar por la película de Batman Ninja o como productor en JoJo´s Bizarre Adventure, y al mismísimo Sturgill Simpson, ganador de un Grammy en 2016 por “A Sailor´s Guide to Earth” y cuya historia dio origen a Sound and Fury (Elektra, 2019). Finalmente, quien diseñó a los personajes fue el mangaka Takashi Okazaki el cual destaca por su trabajo en Afro Samurái.

HABLEMOS DE SU AUTOR Y CONTEXTO

Tal como se mencionó, fue Sturgill Simpson el que quiso adaptar su propia historia en este formato haciendo un homenaje al Samurái Yojimbo proveniente de las películas de Akira Kurosawa. No está de más decir que en ella, Yojimbo es el seudónimo de un ronin (samurái errante) que llega a una aldea japonesa, ahí descubre que dos bandos están a punto de pelear por su control y decide unirse a cualquiera que le ofrezca un buen pago, no obstante, uno de ellos secuestra a una madre de familia haciendo a Yojimbo recordar el noble oficio del samurái y pelear por el lado de la justicia (José María, 2018).

Fueron expertos en la música de Simpson los que dijeron que su álbum era atípico considerando que su género siempre ha sido el country pero decidió experimentar con el rock, uno de los mejores del año pudiendo rebasar a Balck Keys y The Reconteurs. Vaya, al parecer no soy la única que sufre cuando un autor cambia drásticamente su trabajo, esta reseña comienza a tomar un sabor dulce.

ANIMACIÓN Y DISEÑO DE PERSONAJES

No exagero al decir que esta película debería participar en cualquier premio que involucre poner cuantos formatos de animación puedan, pues lo que verás en Sound and Fury será sí una historia que hace homenaje a Yojimbo tomando la forma de un conductor que pelea fuertemente contra dos monstruos pero teniendo de fondo las pistas correspondientes al álbum, es decir… aquí no hay un solo diálogo. “Pero Holie, antes hablaste del guionista” y tienen razón, sin embargo, ¿qué es lo que siempre les digo? En una adaptación se deben quitar los elementos que funcionan en una cosa para llevarla a otra, tratándose de un álbum visual es lo más acertado que pudieron hacer.

La historia es lineal como cualquier otra aunque por cada canción hay un formato de animación diferente, habrá ocasiones en que sea completamente en 3DCGI con un diseño estilo boceto y paleta de colores oscura, en otras en formato 2D con movilidad medianamente fluida y colores más brillantes, otras con personas reales ayudadas con CGI, algunos escenarios en moldes 3D e incluso 8 planos sobrepuestos que no son animación per se sino una representación visual.

En lo personal considero que ninguno es más bonito que otro y tienen lo suficiente para interpretar lo que sucede gracias a las expresiones faciales y corporales, como espectador serás capaz de diferenciar al protagonista de los villanos, la introducción, desarrollo y final con flashbacks y percepciones de personajes secundarios. Me gustó que los movimientos de cámara y cuadros ayudaran al dramatismo y no tuvieran miedo en asegurar que cualquiera en verlo será astuto para identificar las referencias ya seas fanático de la música o anime… si no eres ninguno de los dos quizá te sea bastante extraño.

A CADA LOCO CON SU TEMA

Si eres fanático de la música o del anime, especialmente si donas opinión o conoces del tema podremos estar de acuerdo en una cosa: Simpson nada tuvo que ver con la animación. Para mí fue obvio desde el primer minuto que la esencia de los artistas (Arias, Mizusaki y Okazaki) estaba ahí, basta con ver un poco la fotografía y panoramas puestos en Tekkonkinkreet para identificarlos en Sound and Fury, los personajes en la película tienen el mismo aire que JoJo´s y ni hablar de la paleta de colores oscura que hace referencia a Afro Samurái y quizá en la animación 2D.

Mucho cuidado, no estoy diciendo que son una descarada calca pero no se siente un trabajo en equipo, honestamente me recuerda a mi época escolar cuando decíamos “cada quien hace su parte y la pegamos antes de clase”. No es tan extraño cuando sabemos que cada artista es un magnate en su área y quizá pensaron que era buena idea ponerlos a los tres para hacer un gran trabajo, no obstante, nadie consideró que, intencional o no, el mismo estaría compitiendo entre sí.

Ya no solo se trata de todos los diferentes formatos en su animación sino que como espectador no sé a qué enfocar mi atención, por un lado tengo la música de Simpson perome distrae la fotografía, me abruman los personajes y obviamente el cambio constante en la paleta de colores me marea; la película está tan saturada y adornada que te cansa al verla, como siempre les digo: menos es más.

A TRAVÉS DE LOS OJOS DE SIMPSON

Pensarán que por lo anterior dicho ya no vale la pena ver el filme más están equivocados, sí que lo vale, deben recordar que una obra debe apreciarse desde el punto de vista de su autor, de sus intenciones, entonces ¿era la intención de Sturgill Simpson mostrar una película de anime dentro de los estándares?, ¿era su intención participar en la animación o en otra cosa que no fuera su propia música e historia?, ¿acaso podemos considerarlo algo más que un talentoso cantante? La verdad no. En lo que a mí y a sus seguidores respecta, esta obra no es más que un capricho suyo, un paréntesis en su carrera o un experimento que aprovechó gracias a la fama que el Grammy le dio.

Sturgill Simpson es una divertida persona que tiene algo que contar al mundo y tomó la oportunidad que se le dio para difundirlo… funcionó, amigo. En general hizo lo que cualquier otro en su posición haría, ¿se imaginan tener una historia en sus manos y que tres prodigios estén dispuestos a producirla, más aun, que sea Netflix la encargada de su distribución? Esta película es solo tuya, Sturgill, felicidades.

La obra de un autor es como un hijo para una madre, se ama, cuida y da lo mejor. Recordemos eso antes de considerar no recomendar algo o catalogarlo como malo… solo porque no somos capaces de entenderlo.

EN CONCLUSIÓN

Sound and Fury es una película alternativa que recomendaría a los propios fanáticos de su autor o a los amantes de la animación japonesa, se nota que fue hecha con mucho cariño y respeto a su referencia original adicional que es una oportunidad para apreciar talentos artísticos que seguramente no conocías.

Como reseñista me sentí tan cómoda como nerviosa al salir por completo de mi zona de confort, pero me ayudó a saber que independientemente de la especialidad, los autores son un dolor en el trasero, pese a eso amamos su trabajo y los seguiremos sin importar la locura que se les ocurra.

Recuerden ver y leer otras reseñas, críticas y análisis para que su opinión sea más completa, nos vemos en una siguiente publicación.

Referencias:

  • Don Disturbios. (2019) “Sound and Fury”. Mondo Sonoro. Recuperado el 11 de octubre de 2019 de: https://www.mondosonoro.com/criticas/discos-musica/sound-fury/
  • José María. (2018) “Yojimbo, un Samurái ante la Redención”. Cinemanet. Recuperado el 11 de octubre de 2019 de: https://www.cinemanet.info/2018/02/yojimbo-un-samurai-ante-la-redencion/
  • Kelts, R. (2017) “Los Artistas de Anime Extranjeros aún Enfrentan un Largo Recorrido”. The Japan Times. Recuperado el 11 de octubre de 2019 de: https://www.japantimes.co.jp/culture/2017/12/24/general/foreign-anime-artists-still-face-long-haul/#.XaBk0kZKjIU

Comentarios

Reseña | Sound and Fury
Comments
To Top